Go to Top

La alimentación sana

cuchara

Junto con el ejercicio regular, alimentarse de forma sana, variada y equilibrada, es uno de los factores más importantes que contribuyen positivamente a la buena salud general. Reducir la grasa de la alimentación, por ejemplo, puede disminuir el riesgo de padecer ciertos cánceres y ciertas enfermedades del corazón.

Estudios recientes muestran que también existe una relación positiva entre el mantenimiento de una alimentación sana y la reducción del riesgo de muerte prematura, con la consiguiente prolongación de la esperanza de vida.

"Reducir la grasa de la alimentación puede disminuir el riesgo de ciertas enfermedades del corazón"

Comer con la salud en la mente

Los componentes más importantes de la alimentación sana son:

  • Coma diariamente una alimentación que ayude a la pérdida de peso o que permita mantener el peso dentro de los límites considerados como “ideales” o “saludables” para su sexo y estatura.
  • Elija una alimentación que sea pobre en grasas saturadas y colesterol (alimentos de origen animal) y moderada en la ingesta total de grasa.
    Coma alimentos ricos en fibra.
  • Reduzca el número de calorías de la alimentación de los azúcares refinados.
  • Elija y prepare comidas con poca sal.
  • Beba diariamente la cantidad recomendada de agua: de 9 a 10 vasos de agua al día (aproximadamente 2 litros).
  • Si bebe alchol, hágalo con moderación: no más de una bebida alcohólica al día en las mujeres y no más de 2 en los hombres.

"Una alimentación sana es uno de los factores más importantes
que contribuyen positivamente a la buena salud general"

manzana

Coma cereales y pan integrales.
Coma vegetales crudos; si los cocina, que no sea mucho, que queden tiernos.
No pele todas las frutas y los vegetales, en la piel hay mucha fibra.
Añada legumbres a las sopas y las ensalada.
Coma frutas y vegetales frescos, así como frutas secas, como higos y pasas.

"Una alimentación sana también reduce el riesgo de muerte prematura"

Reducir la grasa de la alimentación:

Menos del 30% del total de calorías diarias ingeridas a partir de los alimentos deberían venir de la grasa. Cocine hervidos, asados, cocidos, al horno o al microondas; evite los fritos.

Sazone los vegetales y las carnes con hierbas y especias en lugar de utilizar salsas, mantequilla o margarina.

Elija leche desnatada o semi-desnatada en lugar de entera.

verdura

Elija el yogur natural desnatado o el queso fresco bajo en grasas en lugar de salsas y mayonesa. Coma menos yema de huevo, puede sustituir 1 yema de huevo por dos claras de huevo solas en el cocinado de postres.

No coma más de 2 o 3 huevos a la semana. Elija los cortes de carne más magros y quíteles toda la grasa visible antes de cocinarlos. Quite la piel del pollo antes de cocinarlo.

"Reducir la grasa de la alimentación puede disminuir el riesgo de ciertos cánceres"

Reducir el azúcar de la alimentación:

Lea las etiquetas, busque cualquiera de los siguientes azúcares que estén en primer o segundo lugar de la lista: jarabe de maíz, sucrosa, fructosa, glucosa, dextrosa, maltosa, lactosa, dextromaltosa, manitol, sorbitol, jarabe de malta, miel.

No tome bebidas dulces, sustitúyalas por agua o bebidas sin azúcar. En el aperitivo tome frutas y vegetales frescos o frutas secas en lugar de galletas, pasteles, tartas y bocadillos.