Go to Top

Anticoagulado

portada-anticoagulado

Guía de información para el paciente anticoagulado

EL TRATAMIENTO ANTICOAGULANTE ORAL

Los anticoagulantes orales son medicamentos que alargan el tiempo de coagulación de la sangre en personas que tienen riesgo de padecer trombosis o embolias y así prevenirlo.

Las trombosis y embolias se producen en el instante que existe alguna alteración dentro del aparato circulatorio, y debido a esta alteración empiezan a formarse coágulos dentro de él; estos coágulos van circulando por las arterias, pero cuando llegan a alguna más pequeña como puede ser en pulmón, cerebro, extremidades, etc., la taponan, produciendo una embolia.

Por consiguiente, tienen que tomar anticoagulantes orales :

  • Toda aquella persona que haya sufrido una trombosis o una embolia, para prevenir que se repita
  • Personas que no han sufrido trombosis ni embolias, pero que por su enfermedad o trastorno tienen riesgo de padecerlas, y debe prevenirse
  • Personas a las que han implantado una válvula artificial en el corazón

ANTICOAGULANTES ORALES MAS UTILIZADOS

  • Sintrom ( acenocumarol ) : comprimidos ranurados de 4 mgs, fraccionables
  • Sintrom uno ( acenocumarol ) : comprimidos de 1 mg
  • Aldocumar ( warfarina sódica ) : comprimidos ranurados de 10 mgs

 El médico elegirá el que más convenga en cada caso

Si viaja a otro país no olvide llevarse el suficiente medicamento anticoagulante, ya que puede ser difícil encontralo, o que tenga otro nombre comercial.

¿POR QUÉ HAY QUE HACERSE CONTROLES PERIÓDICOS?

El medicamento anticoagulante hace que la sangre tarde más tiempo en coagular, al inhibir la acción de la vitamina K, que utiliza el hígado para formar los factores de la coagulación.

Si este tiempo no se alarga lo suficiente existe riesgo de trombosis, pero si se alarga demasiado existe riesgo de hemorragias; por eso debe controlarse con análisis periódicos de sangre.

Cuando se da un periodo de tiempo corto para el siguiente control analítico, no quiere decir que se esté más enfermo, sencillamente es que se está fuera del rango terapéutico y que hay que volver a reajustar la dosis.

Si viaja a otra provincia, no olvide llevar su cartilla de control, para que allí se lo puedan hacer.

No hay que estar en ayunas para el análisis de control

DENTRO DEL RANGO TERAPÉUTICO ES UN TRATAMIENTO MUY SEGURO

CONSEJOS IMPORTANTES PARA LA CORRECTA ADMINISTRACIÓN DEL TRATAMIENTO

La dosis de anticoagulante oral ha de ser ajustada por un médico, tras la realización de un análisis de sangre.

Cada paciente toma una dosis diferente, adaptada a su peso, hábitos de vida, etc., que puede ser modificada por el médico tras el análisis de sangre; por este motivo es importante comprobar después de cada control si le han cambiado la dosis.

  • El anticoagulante se toma en una sola dosis al día, y aproximadamente a la misma hora, en el almuerzo o la cena ( nunca por la mañana antes del control )
  • Si se le indican varias dosis, por ejemplo 1/2 – 1/4 – 1/8 , tomará el primer día la primera dosis (medio comprimido), el segundo día la segunda dosis (un cuarto de comprimido), el tercer día la tercera (un octavo) y el cuarto día vuelve a comenzar el ciclo, y así sucesivamente hasta nuevo control
  • Si algún día tiene duda de si lo ha tomado o no, no lo tome, y al día siguiente continúe con la dosis que le corresponda
  • Si olvida tomar la dosis un día, no se preocupe, no es probable que le ocurra nada, pero no vaya a tomar dos dosis al día siguiente, y comuníquelo cuando venga a control ( es importante para el médico saberlo, ya que puede afectar al análisis de sangre )
  • Si algún día olvida tomar la dosis a la hora acostumbrada, tómela cuando se acuerde ( siempre que sea dentro del mismo día ) y al día siguiente vuelva a su horario habitual.

 NO SE TOMARÁN NUNCA DOS DOSIS EL MISMO DÍA

ALIMENTACIÓN

Durante el tratamiento anticoagulante se debe comer de todo, excepto los alimentos o condimentos prohibidos por otros médicos

Como habíamos dicho al principio, los anticoagulantes orales inhiben la acción de la vitamina K, por lo cual hay que controlar la ingestión de esta vitamina.

La vitamina K llega a nuestro organismo, en mayor cantidad, de dos formas :

  • Al ingerir vegetales
  • Formada por las bacterias de fermentación del intestino

 Por lo que se recomienda :

  • No aumentar ni disminuir la cantidad de vitamina K que se ingiere habitualmente, haciendo una dieta variada y equilibrada, en composición y cantidad, evitando los excesos de comida y las dietas rigurosas
  • Coma aproximadamente la misma cantidad de verduras todos los días
  • La dosis de Sintrom que usted toma está ajustada a sus hábitos alimenticios, por lo cual no debe cambiarlos sin causa justificada
  • Si su médico le recomienda un régimen, puede hacerlo, pero hágase un control a los pocos días (4 o 5) de haberlo iniciado, para ajustarle la dosis a la nueva dieta. No haga regímenes por su cuenta
  • No tomar bebidas de alta graduación alcohólica. Está permitido un vaso de vino o una cerveza, si tiene costumbre de tomarlo, acompañando a la comida principal. No abuse del alcohol

EFECTOS INDESEABLES MÁS FRECUENTES DEL TRATAMIENTO ANTICOAGULANTE

Como hemos dicho anteriormente, al estar tomando un tratamiento anticoagulante, el tiempo que tarda la sangre en coagular está alargado, por lo cual, ante cualquier herida o hemorragia espontánea ( nariz, encías, hemorroides, etc. ) va a tardar más tiempo en cortarse dicha hemorragia.

La mayoría suelen ser de pequeña intensidad y pueden tratarse en el domicilio.

Para que estas complicaciones le afecten lo mínimo posible debe seguir los siguientes consejos:

  • Se puede evitar el sangrado de encías cepillándose los dientes con un cepillo suave y enjuagándose después con un antiséptico bucal. Es importante mantener la boca en buenas condiciones, cepillándose después de cada comida y visitando al odontólogo, como mínimo, una vez al año.
  • Si sangra por la nariz, puede deberse: a una congestión nasal por resfriado, una herida en la mucosa, una subida de la tensión arterial, etc. Debe hacer lo siguiente: presione sobre la fosa nasal que sangra durante un tiempo; si no se corta, póngase un tapón de algodón o gasa.
  • Si le aparece un derrame hemorrágico en un ojo, sepa que carece de mayor importancia y que la mayoría de las veces es provocado por una subida de la tensión arterial; hágasela revisar por su médico. La tensión diastólica no debe pasar de 95 mm de Hg.
  • Toda persona anticoagulada está expuesta a la aparición de hematomas ( cardenales ) aislados, especialmente en manos y pies, que suelen ser debidos a pequeños traumatismos. Para evitar su aparición, tras un golpe, debemos poner hielo en la zona golpeada.
  • La presencia de sangre roja en las heces casi siempre carece de importancia y suele ser debida a hemorroides, o por estreñimiento. Sin embargo, dígalo cuando acuda a control.

ANTE CUALQUIER PEQUEÑA HEMORRAGIA QUE NO SE CORTE, ACUDA A UN SERVICIO DE URGENCIAS

CAUSAS PARA ADELANTAR EL CONTROL

Siempre se le da una fecha para el siguiente control, que debe respetar, excepto en los siguientes casos :

  • Cuando aparece sangre en la orina
  • Cuando aparezcan hematomas sin causa justificada, y en zonas en las que no es frecuente golpearse ( pecho, vientre, muslos, etc. )
  • En caso de hemorragias vaginales entre reglas o muy intensas, o después de la menopausia
  • Sangrado frecuente por encías
  • Sangrado frecuente por nariz
  • Medicamentos nuevos o cambio de medicación
  • Cuando son frecuentes los esputos con sangre
  • Diarrea de más de dos días
  • Sangrado frecuente acompañando a las heces ( sangre roja )

ANTE CUALQUIERA DE ESTOS SÍNTOMAS ACUDA A UN SERVICIO DE URGENCIAS